Amanda de la Rosa

Amanda de la Rosa nació en San Antonio, Texas y vive en la Ciudad de México. Desde niña sintió fascinación por objetos que los demás no apreciamos, y ha acumulado cientos de miles de pequeños objetos provenientes de los cajones de sus amigos, mercadillos, fiestas, cajas de cereales, y de calles y mercados en los cinco continentes. Cada obra de arte requiere entre 800 y 5,000 piezas de estos objetos desechables que pueden tardar hasta 15 años en recopilarse. Estas obras suponen un fiel retrato de nuestra identidad cultural y de la estética popular. Cada pequeño objeto contiene una fracción de nuestra vida cotidiana y en conjunto, suponen el relato de nuestra historia contemporánea. Sus obras se encuentran en colecciones privadas en México, Estados Unidos y Europa.